Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Consultar política de privacidad

Sobre el autor...

Participa

Mándanos un aviso para actualizar la información de este libro

Sidi

buscador avanzado [+]
Año:
Nº de páginas:
0

Narrativa histórica

No tenía patria ni rey, sólo un puñado de hombres fieles.
No tenían hambre de gloria, sólo hambre.
Así nace un mito.
Así se cuenta una leyenda.

«El arte del mando era tratar con la naturaleza humana, y él había dedicado su vida a aprenderlo. Colgó la espada del arzón, palmeó el cuello cálido del animal y echó un vistazo alrededor: sonidos metálicos, resollar de monturas, conversaciones en voz baja. Aquellos hombres olían a estiércol de caballo, cuero, aceite de armas, sudor y humo de leña.

»Rudos en las formas, extraordinariamente complejos en instintos e intuiciones, eran guerreros y nunca habían pretendido ser otra cosa. Resignados ante el azar, fatalistas sobre la vida y la muerte, obedecían de modo natural sin que la imaginación les jugara malas pasadas. Rostros curtidos de viento, frío y sol, arrugas en torno a los ojos incluso entre los más jóvenes, manos encallecidas de empuñar armas y pelear. Jinetes que se persignaban antes de entrar en combate y vendían su vida o muerte por ganarse el pan. Profesionales de la frontera, sabían luchar con crueldad y morir con sencillez.

»No eran malos hombres, concluyó. Ni tampoco ajenos a la compasión. Sólo gente dura en un mundo duro.»

4 personas ya lo han leído
0 personas piensan leerlo próximamente
1 personas lo están leyendo
2 personas lo han comentado

Últimas críticas

Leer todas las críticas sobre el libro >>

Jote77 | 11 de Noviembre de 2019

Interesante libro, es una visión de la vida de aquella época donde la vida no tenia valor y a los hombres buenos se los media por su sangre fría y su disposición ante la muerte, en los tiempos actuales el CID y su grupo, se los vería como mercenarios y asesinos despiadados, comparables con lo peor de la sociedad actual, sin embargo en su época y para la posteridad se lo considera un héroe y un ejemplo de caballero.

Borrar comentario

¿Por qué deseas enviar un aviso sobre este comentario?

  • Inadecuado
  • Me ofende
  • Contiene enlaces que no funcionan
  • Spam

Marinieves | 28 de Octubre de 2019

Esta nueva obra de Don Arturo no novela tanto la vida de Rodrigo (su Cid) como el primer cantar del Cantar de Mio Cid, el conocido como "el del destierro", esto es, desde poco después de lo de "de los sos ojos tan fuertemientre llorando", cuando, como decía Manuel Machado "al destierro- con doce de los suyos -polvo, sudor y hierro- el Cid cabalga", anda mio Cid de corte en corte buscando señor que lo contrate con su mesnada y sus... [Leer+]

Borrar comentario

¿Por qué deseas enviar un aviso sobre este comentario?

  • Inadecuado
  • Me ofende
  • Contiene enlaces que no funcionan
  • Spam

Más libros del autor

Sidi

6.5
Interesante

Tu valoración:
Accede a tu cuenta

Anuncios

Sobre este sitio | Política de privacidad | Contácta con nosotros | Ayúdanos a mejorar | Mapa web
Redes sociales: twitter | facebook |